¿Se Cumplen las Profecías de Nostradamus?

17 febrero, 2017  —  Por

Se puede considerar al sabio de Solon, Michel de Nostradamus, como el profeta por antonomasia. Después de casi 500 años, sus vaticinios aún son motivo de estudio e interpretación.

Muchos han sido los que han ido en busca del sentido a lo que, mucho tiempo atrás, el visionario dejó escrito en forma de clave.

Nostradamus
Michel de Nostradamus

Los vaticinios, en su mayor parte, se han considerado como de mal augurio. Nada o poco bueno parece deparar el futuro.

Según se desprende de las profecías de Nostradamus, una Tercera Guerra Mundial y el fin de los Tiempos, nos esperan. Pero, ¿cuándo y cómo empezará todo?

El primer acierto de Michel de Nostradamus

Nostradamus nació en Saint Rèmy (Provenza, Francia) en el año 1503, en el seno de una familia de judíos conversos en cristianos. Se dedicó a la medicina en el tiempo en que la peste se extendía por Europa.

El primer acierto por el que  Nostradamus fue tomado en serio se produjo tras la publicación de un grupo de versos rimados (las famosas cuartetas), la fórmula que eligió para hacer sus predicciones. E

l primer acierto hace referencia al rey que gobernaba Francia en su tiempo: Enrique II murió de forma similar a como Nostradamus vaticinaba:

El joven león sobrepasará al viejo

en campo de batalla por duelo singular

en jaula de oro los ojos les sacará

dos clases una después de morir con muerte cruel

En esta estrofa se narra lo siguiente: el rey Enrique II celebraba la boda de su hermana. Con tal motivo se disputaban torneos a caballo entre caballeros, sin intención de darse muerte, a modo festivo y conmemorativo. El rey invitó a uno de sus comensales a batirse en armas, como antes se llamaba: “romper lanzas”. El joven elegido era el conde de Montgomery, que según registra la Historia, fue reacio a participar en el duelo. 

Los caballos arrancan, y los caballeros, cada uno cabalgando por su camino enfrentado, tienen las lanzas en alto. Hasta aquí queda explicado que “el joven león sobrepasará al viejo en campo de batalla por duelo singular”. El resto de la cuarteta se explicaría así: el rey usaba una armadura dorada y un casco también del color del oro. “En jaula de oro los ojos les sacará”: dorado era el casco de Enrique II al que la lanza del conde atravesó fortuitamente, incrustándose en uno de sus ojos.

En la última estrofa, Nostradamus, emplea el sustantivo clases que muchos investigadores han trascrito como classis del latín, que significa combate. Por lo tanto, la historia alcanza el sentido total.

A partir de esta predicción acertada, la reina, Catalina de Medicis, puso su confianza en Nostradamus, lo que le evitó en todo momento posibles problemas con la Inquisición, por la práctica de lo que muchos consideraban “magia”, algo perseguido por la ortodoxia.

Lo que se desprende de esta cuarteta comentada es la dificultad que entraña anticiparse a lo que advierte Nostradamus, es más sencillo hacer una interpretación a posteriori, por eso siempre se puede tender a dudar de las predicciones, porque lo que se supone se nos anuncia no es otra cosa que la interpretación de investigadores que se han ocupado de su estudio, pero que puede contener errores interpretativos.

Predicciones futuras de Nostradamus

La mayor parte de los interpretadores de los vaticinios tiene muchos puntos en común. De forma resumida, se puede decir que Nostradamus predice que lo que va a ocurrir, en el mundo, en el desarrollo de nuestros tiempos, es una “Tercera Guerra Mundial”, sucedida sobre todo en suelo europeo.

Un conflicto bélico que se desarrollará en dos intervalos de tiempo, siendo el segundo, devastador y que enfrentará a occidente contra chinos (el gigante dormido) y musulmanes.

Todo comenzará en el momento en que “muchos hablarán de paz”, pero harán todo lo contrario. Desde hace años los procesos de paz se suceden en el mundo en forma de conferencia que reúne a dirigentes de gobiernos que viven en conflicto.

Todos los procesos de paz que existen en el mundo, fácil es recordar al palestino-israelí, están más lejos que del punto muerto.

El “gran conflicto” se sucederá en suelo europeo ya que son ciudades del viejo continente las que figuran de forma reiterada en la narración de los acontecimientos.

Si bien, Nostradamus, como es natural se limitó a nombrar puntos geográficos conocidos y a utilizar metáforas para lugares que quizá no le quedaban tan claros, quizá porque en la época no tenían un nombre universalmente conocido o porque tenía que asistirse de sinónimos para nombrar objetos inexistentes, tales como los rascacielos.

De ahí que por ejemplo se utilicen palabras como “montañas vacías” para referirse a esos mismos rascacielos.

La primera versión de sus cuartetas data del año 1558, pero hasta 1568 no se recoge una versión última y completa de sus centurias: un total de 964 cuartetas. Los versos de dichas centurias están incompletos, pues deberían ser 1.200. se desconoce si se perdieron o si al sabio de Salon no le dio tiempo a concluir su trabajo. En total, se han llegado a contabilizar hasta 1165 predicciones distintas.

La Clave del Código

César Nostradamus
Autorretrato de César de Nostradamus

Nostradamus legó el contenido y el continente de sus predicciones a su hijo César. Se piensa que el sabio de Salon quería que fuese su hijo quien dispusiera de ellas ya que le dirigió una carta llena de ternura paterna y donde le indicaba que “la clave del código está encerrada en mi corazón” y donde también le informa que tardará meses en averiguar lo que oculta el texto, pero que lo conseguirá. No hay más pistas que la despedida de la carta: “Toma este regalo de tu padre M. Nostradamus, quien espera que entiendas todas las profecías de estas cuartetas”.

Entre las predicciones, destacaba el papel del Papa Juan Pablo II, al que al parecer se dirige como Pol Mansola. Con el referente de Juan Pablo II, para las predicciones, el futuro de la Iglesia Católica es una incógnita. Según  Nostradamus, al ser el fundamentalismo islámico el enemigo de occidente, el Vaticano sería uno de los objetivos prioritarios: el infiel. Como en otros casos las interpretaciones son difusas: se habla de que el Papá tendrá que refugiarse en Francia, mientras en el Vaticano un antipapa ocupa su puesto con la intención de dinamitar organizativamente, desde dentro, la Santa Sede.

Estados Unidos y la antigua Unión Soviética, primero enfrentados, luego se verán en la obligación de permanecer unidos por interés contra el enemigo común.

Poca claridad

He querido desvelar algunos hechos que se refieren a toda la humanidad, si bien he utilizado frases obtusas e imprecisas sobre las condiciones de estos futuros acontecimientos”. Nostradamus ocultó el contenido de sus mensajes porque en aquella época, la Inquisición estaba presente ante cualquier atisbo de magia o brujería. Fue inteligente y pasó desapercibido ante las posibles sospechas levantadas, además de contar con el amparo de Catalina de Medicis.

Y, a pesar de contar con esta ayuda, Nostradamus, prefirió poner obstáculos al entendimiento de sus cuartetas, pues, además; las escribió con un buen número de referencias a otros idiomas. Tomado como base su francés natural, añade vocablos del castellano, griego, latín, hebreo, árabe, lenguas muertas y provenzales. Las dificultades para entender su mensaje se multiplican si pensamos que hay muy pocas fechas entre los versos, así resulta difícil dar sentido cronológico al conjunto deliberadamente desordenado de la obra.

Además, en el caso de que alguna de sus predicciones se cumpliera en vida, su destino hubiese podido ser muy fácilmente la hoguera. Ya que estaba considerado que las profecías de desgracias tenían un maleficio (maleficium), algo que se consideraba como práctica diabólica y que conducía a la pena de muerte.

Realmente, muy pocos de sus vaticinios se entienden si se leen las cuartetas una tras otra. Al parecer, el sabio de Salon, ocultó el significado de sus profecías, alterando el orden según las dejó legadas a su hijo. Muchos investigadores se han lanzado a la aventura de dar sentido a ese conjunto de vaticinios. Para luego relacionarlas con los grandes acontecimientos de la Historia y sus personajes, un ejemplo referente a este aspecto, sería:

“Cerca del Rhin, de las montañas Nóricas

Un grande nacerá demasiado tarde

Defenderá Hungría y Polonia

Y nunca se sabrá qué se hizo de él”.

La cuarteta de  Nostradamus cobra sentido para los interpretadores al caer en la cuenta que Hitler nació cerca del Rhin, en un lugar llamado Noricum, palabra muy parecida a la aparecida en el verso (Nóricas). El adjetivo “grande” se utiliza para designar a una persona poderosa. Nacerá demasiado tarde no ha contado con una explicación convincente.

Hitler defendió Hungría y Polonia, o al menos así lo entendió él. Y, para terminar, “nunca se sabrá qué se hizo de él”, viene a significar la incógnita en la que aún está envuelta la muerte y el cadáver de Hitler. De haberse suicidado en el bunker, ante la entrada de tropas soviéticas en Berlín, nunca se llegó a encontrar su cuerpo sin vida.

Esta estrofa, como decimos, cobra sentido una vez que se analizan los acontecimientos y se hace una interpretación y adaptación de los mismos. Por otra parte, si acaso es cierta la descripción que se hace en esta estrofa del Führer, la posibilidad de anticiparse a los acontecimientos es escasa.

A la vista de cómo son los hechos, es fácil pensar que nadie ha sabido (o sabe) interpretar lo que  Nostradamus predijo. Es cierto que ganó su prestigio en vida, como adivinador de hechos futuros. La curiosidad parece invitar a decirnos que quizá entre todas esas cuartetas esté escrito el futuro que nos espera.


Para saber más

“Nostradamus, las profecías del futuro”, A. Gallotti. Ediciones Martínez RocaNostradamus y el nuevo milenio”, Michael Jordan. Celeste Ediciones

Artículos que te pueden interesar:

Claves Ocultas en la Biblia: El Código B
Quién será el último Papa, según las profeciás de San Malaquías?

¿Te ha sido útil nuestro contenido?

¿Te sientes generoso? Invierte en karma,
haz una donación ;)

Con tan solo 0,20 €/$ puedes hacerlo.
¡Gracias!