meta http-equiv="Content-Type" content="text/html; charset=iso-8859-1" /> Los videos [realmente] + virales de la historia

Los videos [realmente] + virales de la historia

Por José Alfocea García

 

Desde el OVNI gallego en el mar, niños que enternecen los corazones más duros, fenómenos naturales...

 Vídeos virales. Sí. Mucho hemos hablado, y mucho vamos a hablar sobre los diversos aspectos sociales que nos ofrece la red de redes y es que uno de sus mayores efectos...

...como también podremos ver en un próximo artículo, es que internet, en conjunción con los nuevos y completos dispositivos móviles, nos han otorgado a los ciudadanos “anónimos” la capacidad de ser “los protagonistas” tanto delante como detrás de las cámaras. Pero, ¿qué son los vídeos virales?

Videos Virales

Wikipedia, tal vez uno de los mayores exponentes de la difusión de la información en internet, define un vídeo viral como “una grabación que ha sido ampliamente difundida a través de Internet”. Estos vídeos suelen ser grabados por usuarios como tú y como yo, y colgados en internet con una clara intención de difusión (o tal vez no) pero en cualquier caso, acaban por dar literalmente la vuelta al mundo y ser visualizados, difundidos y comentados por millones y millones de personas.

El protagonismo dado a todos por las nuevas tecnologías en general, y por las redes sociales en particular, se encuentra en la clave de la posibilidad de todo ello. Estos vídeos, mayoritariamente caseros y sin sentido comercial, pueden difundirse a través de email, whatsapp, Facebook, Twitter o cualquier plataforma que nos permita subir y compartir grabaciones audiovisuales pero, sin lugar a dudas, YouTube es el lugar clave escogido por la inmensa mayoría que, a golpe de clic, valora y difunde las grabaciones.

Pero no cualquier grabación acaba por transformarse en “vídeo viral” saltando de un rincón a otro del planeta. Sus temáticas son de los más variadas predominando tal vez grabaciones de corte humorístico, hechos insólitos, fenómenos naturales o, en definitiva, cualquier imagen en movimiento capaz de despertar algo en nuestro interior, capaz de impactarnos de uno u otro modo, capaz de sacarnos una sonrisa, un llanto, una mirada de asombro o, simplemente, una emoción.

Como he señalado más arriba, estos vídeos son en su mayoría realizados por particulares, pero no siempre es así. La condición de “video viral” no es una característica en sí de una grabación, si no una condición que se adquiere previa intermediación de los internautas que lo visualizan y a su vez difunden. Tal vez el vídeo con mayor número de visualizaciones en la Historia sea el “Gagnam Style” (o baile del caballito J, como algunos le llaman) que en este momento cuenta con la friolera de  1.891.838.429 reproducciones en YouTube. Pero lo que realmente nos interesa aquí son “nuestros vídeos”.

Así, en 2013 hubo fantásticos videos que dieron la vuelta al globo como los que muestran a niños que nacieron sordos y que gracias a los avances médicos y tecnológicos han podido escuchar por vez primera a sus seres queridos; uno de estos casos es el de  Grayson Clamp, un niño de Charlotte, en Estados Unidos, que tras una operación se pudo ver y escuchar su reacción al oír por primera vez la voz de su padre diciéndole “papá te quiere”. (minuto 2:21)

 


También muy emocionante fue el vídeo en el que una pequeña de 10 meses llora de emoción al escuchar como su madre le canta la clásica y popular canción de Rod Stewart “My heart can't tell you no”; su madre subió el video a YouTube el 18 de octubre pasado y en apenas diez días ya había alcanzado los cuatro millones de reproducciones. Hoy, esa cifra se eleva hasta los casi 30 millones.

 

Los vídeos de niños en las situaciones más diversas son ya un clásico en esto de los videos virales (¿tal vez una herencia de los programas de videos caseros humorísticos tan populares en las televisiones de los años noventa?). Grandes risas, y millones de visualizaciones, caracteriza al que es uno de los vídeos caseros más vistos y difundidos de la Historia con casi 650.000 reproducciones (y subiendo; en unos cinco minutos he podido comprobar un incremento de casi 3000 reproducciones) en el que simplemente aparecen dos niños pequeños, hermanos, y el mayor introduce el dedo en la boca al más pequeño y éste se lo muerde provocando su simpática reacción.

Pero no todo son niños de risas contagiosas y optimistas y sus simpáticas reacciones. De estos videos virales también son protagonistas asombrosos fenómenos de la naturaleza o increíbles hazañas llevadas a cabo por los humanos más temerarios. También en 2013 pudimos asistir por vez primera a un tsunami de nieve en Canadá: resulta realmente impresionante ver de cerca como la nieve avanza entre las casas y jardines de la población.

 

 Y aún más impresionante fue el vídeo de un paracaidista saltando de un acantilado en Italia en el mes de mayo y que a punto estuvo de costarle la vida.

 

Las curiosidades también tienen su lugar destacado en este fenómeno de los vídeos virales. Baste como ejemplo esta desconcertante grabación de cómo dos cazas derriban a plena luz del día un “supuesto” ovni en aguas gallegas y que ya cuenta con más de 430.000 reproducciones.

 

Risas contagiosas, reacciones optimistas, fenómenos naturales, golpes “graciosos”, proezas humanas, frikis que se graban en las más variopintas situaciones, etcétera. Como podemos ver, todo es susceptible de difundirse a lo largo y ancho del mundo a través de la red internet despertando en nosotros las más diversas sensaciones.
Pero también este “poder” que nos han dado las nuevas tecnologías sirve para denunciar y hacer públicos actos vergonzantes y, como no podía ser de otra manera, recorrer el mundo y adquirir la condición de vídeo viral. Nos quedamos ahora en España para citar como ejemplo los vídeos caseros, grabados por vecinos del barrio de El Raval, en Barcelona, que muestran cómo los Mossos d'Esquadra golpearon repetidamente a Juan Andrés Benítez, empresario del Gayxample, que falleció tras ser reducido, como decía, a base de golpes, en la madrugada del 6 de octubre, y cuyas reproducciones son miles y miles tras ser colgado en diversas cuentas de YouTube, ser difundido a través de prácticamente todas las redes sociales y ser emitido por los informativos de todas las cadenas de televisión.

 

Ocio y entretenimiento, pero también función social. Como vemos, esto de realizar grabaciones caseras puede tener múltiples puntos de vista. Así que si has subido o piensas subir tus videos a internet, tal vez un día te conviertas en fenómeno mundial, aunque sólo sea por un tiempo.




Copyright © Desde 2007 en Internet
Actually Notes
Diseño y programación Web Nuevos Medios Interactivos