El Viaje a la Luna
Por Carlos Belane


Más de cincuenta millones de personas contemplaron ante los televisores del mundo la que ha sido considerada como la "aventura del Siglo XX", la llegada del hombre a la luna. El primer hombre que pisó nuestro satélite, Neil Armstrong, fue precedido pocos minutos después por Edwin Aldrin. Desde el cielo, orbitando, les esperaba Michael Collins, el piloto del módulo de mando.

Era un 16 de julio de 1969. Pero antes de descender sobre suelo lunar, el Apolo XI, de 45.000 kilogramos de peso y compuesto por tres elementos indispensables: la cabina de mando, el módulo de servicio y la astronave de desembarque, realizó un largo camino.

Apolo XI

Tras situarse en "la órbita de aparcamiento terrestre" mediante el cohete Saturno V, la nave emprendió camino hasta la luna. Antes de que se realizara el alunizaje, los tres astronautas estuvieron orbitando alrededor del satélite hasta completar catorce vueltas. Armstrong se vio obligado a utilizar el mando manual en el descenso ya que, según lo previsto, parecían aterrizar en un cráter lleno de rocas que podían dañar el módulo lunar, bautizado para la ocasión como Eagle.

Todavía transcurrieron otras seis horas y media desde que descendieron hasta que Neil Armstrong saltó a la superficie. Una cámara de televisión instalada en la base del módulo permitió que todo el mundo, tan lejano en ese momento, tanto como el lugar donde nadie antes había pisado, contemplara en directo el acontecimiento. Pocos minutos después el presidente Nixon felicitaba a los astronautas.

La misión lunar tenía como objetivo recoger muestras para que fueran analizadas en Houston. Además, instalarían instrumentos para la medición del vientos solar, un sismómetro y un magnetófono.

La llegada a la luna se convirtió, a mediados del siglo XX, en una carrera política. Con los bloques enfrentados, soviéticos y norteamericanos intentaban demostrar las bondades del comunismo y del capitalismo, respectivamente, en una lucha por la supremacía técnica que sirviera como apoyo a sus modelos de gobierno.

-------------------------------------------

Edwin Aldrin y Neil Armstrong estuvieron 22 horas en la luna.

Los trajes de los astronautas les impedían arrodillarse.

El regreso se calculaba para la tarde del día 24, en el Pacífico, donde les esperaba el portaviones Hornet para recogerlos. El vuelo duró 8 días, 3 horas, 18 minutos y 35 segundos.

 

------------------------------------------

El Plan Norteamericano. El origen del Plan por conquistar la luna comenzó en 1961, cuando J. F. Kennedy en un discurso para el Congreso norteamericano puso de manifiesto su deseo de que se alcanzara la luna antes de terminar la década. Por ello la N.A.S.A. comenzó a recibir mayores fondos que llevarían al éxito. Un éxito que Kennedy no pudo contemplar, al ser asesinado un año antes. Pero no todo fue un camino de rosas. En 1967 se incendió la cabina de mando del Apolo IV en un entrenamiento, acabando con la vida de los tres astronautas. El Plan Soviético Los infructuosos intentos de la U.R.S.S comenzaron con el plan Soyuz. La gran pregunta es fácil de enunciar: ¿cuánto tiempo hubieran tardado en conseguido? El plan también se encontró con problemas serios, como la muerte de V. Kamaroz, quien se estrelló en el Soyuz I a su regreso de orbitar la Tierra.

------------------------------------------------------------------

La Teoría de la Conspiración. Aquí se exponen argumentos sobre la teoría conspirativa que dice que la llegada del hombre a la luna fue una farsa.

 

Puede que también te interese:

>> La Historia de Laika

>> Breve Historia de la Luna

>> Las imágenes de la llegada del Hombre a la luna remasterizadas


>> La Luna vista a través del Tiempo




newsletter

Escribe tu correo electrónico y te enviaremos nuestros nuevos artículos: