1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 3,00 de 5)
Cargando…

Los Misterios de las Momias Egipcias

10 Febrero, 2017  —  Por

Cuando hablamos de “momias” nuestra imaginación nos traslada casi de inmediato al antiguo Egipto, pero en muchas otras culturas se ha practicado la preservación de los cuerpos, en casi todos los casos con la misma intención.

En lo que a Egipto respecta, la momificación se llevaba a cabo porque estaban en la creencia de que era necesaria la supervivencia del cuerpo para que el alma fuese inmortal.

Creían que la vida en el más allá sería una recreación de lo mejor de la vida terrenal, de ahí que se enterraran los cuerpos con lo que habían sido sus pertenencias u objetos favoritos.

Los antiguos egipcios veían la muerte con optimismo porque creían en la vida después de la vida.

Durante el período predinástico, los muertos eran enterrados desnudos, a poca profundidad del suelo. La arena y la temperatura del desierto provocaba la absorción de los fluidos corporales.

Se piensa que el hecho de que algunos cuerpos quedaran al descubierto, provocaron que se estimara dar un final más digno a los difuntos, además, el hecho de observar que los cuerpos se conservaban mejor al quedar el cuerpo deshidratado, les sugirió la primera idea para preservarlos.

La tumba sustituyó la rudimentaria sepultura en el desierto.

El hecho de que en Egipto existiera el natrón, sales de sodio naturales, en abundancia, facilitó que se desarrollara una técnica de embalsamamiento que se fue perfeccionando. El hecho de que se decidiera este cambio de enterramiento se produce para proteger el cuerpo del difunto, sobre todo de posibles ladrones

Descubriendo a Tutankamon
Descubriendo a Tutankamon

Curiosidades

Las Momias eran envueltas con vendajes que podían medir hasta 5 kilómetros de largo y 7,5 centímetros de ancho.

Se utilizaban muchos Amuletos, que se iban enrollando conforme se cubría con vendas el cuerpo del difunto.

Entre ellos, el Ojo de Horus, también conocido como “Udjat”, representando el ojo de un halcón, o el Escarabeo del Corazón, que se situaba en el pecho de la momia y llevaba inscrito un texto para proteger al difunto en el más allá.

El Proceso de Embalsamamiento

Era, sin duda, un proceso largo, que llegaba hasta los setenta días. Primero se extraían los órganos internos, a excepción del corazón, que para los egipcios era el lugar donde residía la inteligencia humana y que sería necesaria en la vida eterna. El resto de órganos se secaban con natrón para, acto seguido, depositarlos en lo que se llamaba vasos canopes.

Los Misterios de las Momias Egipcias
Los Misterios de las Momias Egipcias

Una vez vaciado el cuerpo, se bañaba en resina líquida con el objeto de que se fuese endureciendo para, después, rellenarlo con lino y especias para recomponer su forma primigenia. En cuanto a la manera en que eran vendadas las momias egipcias, a lo largo de las distintas épocas se fue variando. 

Desde la momificación de las extremidades separadas del cuerpo hasta con los brazos pegados al mismo y con las piernas juntas. En el interior, conforme eran vendadas, se iban introduciendo amuletos que tenían la intención de servir como protectores para el difunto.

En cuanto a la forma de los ataúdes, estos fueron variando a lo largo del tiempo. Los más conocidos, aquellos que tienen forma de cuerpo momificado y que muestran una máscara a modo de rostro, pertenecen al Imperio Nuevo o épocas posteriores. En estos tiempos, se enterraba a familias enteras en lo que se podía denominar como “catacumbas comunales”. 

Algunas Curiosidades sobre las Momias Egipcias

No solo las personas fueron momificadas, también lo fueron algunos animales. A principios del siglo XX cientos de miles de gatos momificados llegaron a la ciudad inglesa de Liverpool para ser transformados en fertilizante que se llegaron a vender por cuatro libras por tonelada.

El uso de las momias ha conocido las formas más variopintas:

Faltando en muchos casos la memoria de los muertos, su uso ha ido dese ser objeto y material para los pintores en el siglo XIX, vendiéndose en tubos en cuyas etiquetas se podía leer la leyenda “color momia“, color marrón.

Siglos antes, en el XVI, se estaba en la creencia de los poderes curativos de las momias egipcias, por lo que se desenterraban para fabricar medicinas que poco podían ayudar a los enfermos. La picaresca empujó a algunos a componer con cadáveres de criminales que habían sido ejecutados supuestas momias

Artículos Relacionados:

El Misterio de la maldición de Tutankamón

 

La atracción fatal de Cleopatra

Cómo era la escritura Egipcia

Diario de un alopecico

¿Te ha sido útil nuestro contenido?

¿Te sientes generoso? Invierte en karma,
haz una donación ;)

Con tan solo 0,20 €/$ puedes hacerlo.
Además, podrás recibir gratis nuestro newsletter.
¡Gracias!