Máximo Gorki: El Escritor y el Revolucionario
Por José Carlos Bermejo
c


Un 18 de junio del año 1936 moría de forma prematura Máximo Gorki, pseudónimo de Alexéi Maxímovich Péchkov. Dicen que su muerte fue ordenada por Josef Stalin. De ser así Gorki pasaría a engrosar la amplia lista de víctimas de la persecución y del exilio que durante tantos años el dictador sometió sin piedad a todo aquél que supusiera un obstáculo en su afán por estrechar el cerco de su poder absoluto, tal y como la Historia ha ido desvelando con detalle tiempo después.

Máximo GorkiMuchos escritores e intelectuales nacen al abrigo de los momentos históricos que les toca vivir. Este es, sin duda, el caso de Gorki, del que es difícil discernir si la vocación literaria le nace antes o después que la disposición y la actitud política de su pensamiento. La vida de Gorki está claramente definida por sus orígenes humildes. Sus padre era carpintero; su madre, hija de un tintorero cuyo oficio le ofrecía cierto desahogo económico, no vio con buenos ojos que su hija se casara con alguien de una clase social considerada inferior y le negó la acostumbrada dote.

Stalin y GorkiGorki junto a Stalin

 

El padre cambió de oficio al lograr un puesto como agente comercial para la empresa que manejaba el transporte fluvial por el río Volga, en la ciudad de Astrakán, pero lo que parecía un buen cambio de rumbo en sus vidas, se torna en tragedia, ya que la peste que alcanza la ciudad enferma a Gorki, quien aunque logra superarla, contagia al padre, que poco después fallece. La madre, decide volver a su ciudad natal, al hogar de su padre. El menor de los hijos, Maksim, Máximo, de quien Gorki adquirirá su pseudónimo, muere en el trayecto que les conduce a Nizni Nóvgorod. La nueva situación es crítica, pues el abuelo de Gorki ve cómo llegan nuevos tiempos que afectan al artesanado: la industrialización y el capitalismo. En el hogar, además, conviven otros dos hijos del tintorero con sus respectivas familias. Grandes borracheras, palizas que en alguna ocasión le llevan a perder el conocimiento y la frustración de sus mayores son las primeras lecciones que aprende Gorki, y que luego recordaría como la base de su sensibilidad y de su especial visión del mundo.

La pobreza en que vivió le dejó marcado. Cuando comenzó a cursar sus primeros estudios, que interrumpió antes de los diez años de edad, fue objeto de la burla de sus compañeros por su vestimenta: el primer día acudió a la escuela con unas botas de su madre, una blusa de campesino y un abrigo remendado de la abuela. Esto fue algo que siempre recordaría Gorki, quizá por ello era usual que vistiera la blusa típicamente proletaria.

GorkiEl escaso tiempo que pasó en la escuela no fue un tiempo feliz, era expulsado con frecuencia y la paupérrima situación familiar le empuja a trabajar. Su formación fue, por lo tanto, autodidacta. Aprendió y se dedicó al estudio por su cuenta. Con ironía, mucho tiempo después, en 1.926, cuando ya había ganado la fama, escribiría “Mis Universidades”, haciendo referencia a que las fuentes de su conocimiento no fueron las Instituciones al uso.

A los treinta y cuatro años, después de recorrer buena parte de Rusia cambiando de empleo y empujado por tales circunstancias, llegado al año 1.892, publica su primer relato en un periódico de la ciudad rusa de Tiflis. En este mismo año es cuando comienza a publicar, para distintos medios, su incipiente obra escrita, que años más tarde, en 1.898, reúne en un volumen que titula “Apuntes y Veladas”. El éxito de dicha colección de relatos es rapidísimo, su notoriedad se extiende y pronto es conocido y celebrado en todo el país. Se trata de un conjunto de relatos donde, de forma realista, retrata el mundo que le rodea. Intenta, eso sí, tratar la realidad de forma optimista. Y la realidad con la que se topa es la de los hombres y mujeres que se dedican al campo, al trabajo duro y poco gratificante, que había conocido en la niñez y que realmente era de una extremada dureza. El abanico de sus personajes se amplía, Gorki, introduce por primera vez en la literatura rusa, historias de vagabundos (que conoció de primera mano), pequeños ladrones o retazos de los abusos a los que son sometidos los trabajadores de las fábricas. Su éxito radica en el enfoque favorable con el que describe esos ambientes: lo hace de manera comprensible para unos lectores ávidos por encontrar vías de escape. Sus lectores son, en buena medida, esas mismas personas que tan bien quedan descritas de forma literaria.

Un año después de su éxito literario, Gorki, se une a los revolucionarios rusos, cuya ideología venía definida por el marxismo, y a los que de forma secreta ya estuvo vinculado cuando tenía dieciséis años.

Su delicada salud, aquejado de tuberculosis, le condujo en numerosas ocasiones a Italia, a gozar del clima mediterráneo, aunque siempre regresó a Rusia, donde acabaría sus días. Aún hoy se desconocen las causas que parece no se esclarecerán nunca.

Gorki, novelista, autor teatral y ensayista, sus principales obras son:

La Madre, (1907). Novela publicada primero en una revista literaria, se trató de su mayor éxito. Prohibida inicialmente en su país, vendió millones de ejemplares en el mundo, hasta que en 1.917 venció la revolución.

La Vida de Klim Samgin (1927 - 1936). Amplia serie en la que narra la historia rusa desde 1880 hasta 1917. “Infancia”, “Entre los Hombres” y “Mis Universidades”. (1913 -1926). Su trilogía autobiográfica.

Artículos relacionados:


>> Curiosidades sobre la vida de Gorki Leer...

Tolstoi

 

>> Guerra y Paz de Tolstoi

 






newsletter

Escribe tu correo electrónico y te enviaremos nuestros nuevos artículos: