Wadie, la web de contactos segun datos astrológicos

Las Olimpiadas Modernas PRIMERA PARTE Por Ana Bladovski

 


Atenas, 1896

Nº de participantes: 295 deportistas. Países participantes = 13

Olimpiadas 1896Los primeros Juegos Olímpicos de la era moderna comenzaron un 6 de abril de 1896. El estadio ateniense albergó en la jornada de inauguración a 70.000 espectadores, a los se podría sumar los cerca de 150.000 que, según registran las crónicas, lo contemplaron todo desde los montes cercanos. El estadio, el Panathenaicos, fue restaurado para la ocasión, y contaba con más de 2.000 años de antigüedad. Dos grandes problemas se enfrentaron estas inaugurales olimpiadas. De una parte, la escasez de dinero. Grandes magnates, como el financiero Georges Averoff, contribuyeron con aportaciones económicas para que se pudieran desarrollar los Juegos. De otro lado, y debido a esa causa, el gobierno rechazaba la posibilidad de celebración por la ya ruinosa economía del país y los costes que representaba. Pero la oposición política, exaltando el patriotismo, más los apoyos recibidos, incluidos los de la familiar real griega, hicieron posible su celebración. En aquellos juegos se practicó la escalada de cuerda, el record: 14 metros en 23,4 segundos. Y las pruebas de natación se celebraron en mar abierto, algo parecido sucedería cuatro años después en París, en aguas del Sena.

París, 1900

Nº de participantes: 1.077 deportistas. Países participantes = 21

Paris 1900Las crónicas comentan de estos Juegos lo desastrosos que fueron y a los que se denominó con cierto boato como “Concursos Internacionales de Ejercicios Físicos y Deportes”. Estos juegos incluyeron el salto de la rana o las carreras de sacos como deportes olímpicos, aunque también hicieron acto de presencia por vez primera: el waterpolo, el golf o la hípica. No tuvieron ni inauguración ni ceremonia de clausura. La organización fue tan mala que el atleta que encabezaba la maratón, fue atropellado por una bicicleta. El día anterior se había variado el trazado del trayecto, algo que desconocían muchos conductores que se sumaban a la competición ocasionando el consiguiente riesgo. La escasez de dinero obligó a que los vencedores de las distintas pruebas fueran agraciados con una pipa, en vez de con una medalla.

San Luis, 1904

San Luis 1904Nº de participantes: 500 deportistas. Países participantes = 12

San Luis sustituyó a la ciudad de Chicago para la celebración de los Juegos de 1904. Tampoco hubo ceremonia de inauguración y clausura. Por primera vez, el boxeo y la lucha libre se convirtieron en olímpicos, mientras que la hípica, el rugby o el tiro, dejaban de serlo. En estas olimpiadas se dio el primer caso de dopaje. El corredor inglés de la maratón, que se proclamó vencedor, fue inyectado con sulfato de estricnina en dos ocasiones durante la carrera. Todavía no se existían reglas que impidieran consumir sustancias que alteraban la competición, por lo que el corredor no fue sancionado. Por fin, las pruebas de natación contaron con una piscina donde celebrarse.

Londres, 1908

Nº de participantes: 2.000 deportistas. Países participantes = 22

Londres, 1908Estos juegos debieron celebrarse en Roma, pero diversos motivos condujeron las Olimpiadas a la capital del Imperio Británico. Roma contaba con el rechazo desde su propia casa. Milán y Turín, que también querían ser sedes de celebración de los Juegos, unido a las dos erupciones del Vesubio dos años antes, que ocasionaron grandes pérdidas para el sur del país, hicieron que el COI desviara su punto de mira. Algo más que una anécdota rodeó a estos juegos. Los ingleses querían que las medidas de las competiciones se midiera siguiendo su sistema y no según el sistema métrico decimal, utilizado por la mayor parte del mundo. Hubo una especie de entendimiento: las carreras cortas se midieron en metros y las largas en millas.

En estos juegos quedaron descalificados todos los corredores norteamericanos de la final de 400 metros lisos. Algunos cronistas opinan que debido a la parcialidad de los jueces, que obligaron a repetir la carrera (ya ganada por el americano) por obstaculizar el paso de otro atleta. Los estadounidenses se negaron a correr de nuevo. El atleta británico, repitió la final, corriendo en solitario por la pista y ganando el oro más fácil de la historia.

Estocolmo, 1912

Estocolmo 1912Nº de participantes: 2.504 deportistas. Países participantes = 28

Quizás por primera vez, los Juegos se desarrollaron con ciertas garantías de éxito, dado que eran los suecos los que organizarían económica y administrativamente el evento, un país, Suecia, de los más ricos del mundo, aún en la actualidad. A pesar de ello, ya se intuía el inicio de la Primera Guerra Mundial. En estos Juegos, se eliminó la competencia de boxeo, deporte prohibido en el país organizador. Aunque los deportistas entregaban partes médicos sobre su salud, un atleta portugués sufrió un desvanecimiento durante el maratón, víctima del esfuerzo.

Estas Olimpiadas fueron las de Jim Thorpe, o Wa-Tho-Huck, “sendero brillante”, en el idioma de la tribu india de la que era originario. Ganó el pentatlón y el decatlón, pero tiempo después fue descalificado, al descubrirse que había sido deportista profesional de béisbol. Los medallistas de plata renunciaron al oro ganado en los despachos, por respeto al campeón.

El año 1916 como consecuencia de la Primera Guerra Mundial no se celebraron oAmberes 1920limpiadas.

Amberes, 1920

Nº de participantes: 2.591 deportistas. Países participantes = 29

Tras la Primera Guerra Mundial, Bélgica, país organizador, no permitió la participación a un buen número de países: Alemania, Austria, Bulgaria, Polonia, Rusia y Hungría. El boxeo y el ciclismo en pista, retirado de competición cuatro años antes, volvieron a ser deportes olímpicos. Este año, un finlandés, de meteórica y longeva carrera deportiva acaparó los metales. En tres olimpiadas se alzaría con 9 oros y 3 platas. Lo suyo eran las carreras de fondo, que corría con cara de póquer, fría y distante ante lo que le rodeaba. Su nombre era Paavo Nurmi.

París, 1924

Nº de participantes: 3.000 deportistas. Países participantes = 44

Paris 1924Estas fueron las olimpiadas elegidas por el promotor de la vuelta a la práctica mundial del deporte en competencia, el barón de Coubertin, presidente del COI, para retirarse. Eligió su ciudad natal. Este fue sin duda el año de Johnny Weismuller, que ya con 19 años, en 1920, había bajado la marca de los 100 metros por debajo del minuto. El espectáculo no solo estaba en la piscina, también lo estaba entre carrera y carrera, cuando deleitaba a los espectadores con un número de buceo. Años más tarde, entre 1932 y 1948, Weissmuller sería Tarzán en la gran pantalla, atrás quedaban sus oros olímpicos, tres en esta ocasión y dos más en los juegos de Ámsterdam.

Ámsterdam, 1928Ámsterdam 1928

Nº de participantes: 2.971 deportistas. Países participantes = 46

Durante los siguientes cuatro años a las Olimpiadas de París, no surgió ningún deportista capaz de desbancar el poderío demostrado por Johnny Weismuller o por el finlandés Nurmi. La anécdota luctuosa de estos juegos se dio entre las deportistas femeninas, que poco a poco participaban en mayor número en los juegos. Así, su preparación parecía carecer de un mínimo rigor, pues en algunas competiciones de atletismo, un representativo número de ellas caían desvanecidas por el esfuerzo realizado. De tal forma que se suspendió, a partir de estos Juegos, las carreras de distancias superiores a los 200 metros para las deportistas. Esta prohibición llegó hasta los Juegos Olímpicos Roma´60.

Los Ángeles 1932
 
Los Ángeles, 1932

Nº de participantes: 1.331 deportistas. Países participantes = 38

 

El mundo olímpico llega a Hollywood, a la meca del cine. Y eso se hace notar en la promoción que estos ofrecen. Son corrientes las apariciones de las grandes estrellas de la pantalla, como Douglas Fairbanks o Joan Crawofrd, que visitan rodeados de cámaras las instalaciones donde se desarrollarán las pruebas deportivas. La gala de inauguración fue diseñada por el director de cine Cecil B. De Mille, famoso por sus grandiosas puestas en escena. En esta ocasión, la natación y el atletismo femenino fueron los que marcaron las diferencias. El equipo masculino japonés de natación, cuyos componentes en su mayoría no tenían ni quince años de edad, se impusieron en la mayoría de las pruebas, sumando un total de 5 oros, 4 platas y 2 bronces. Por su parte, Babe, Mildred Didrickson, una norteamericana de ascendencia noruega, dio una nueva visión reivindicativa de la mujer deportista, exhibiendo un gran nivel, con sendos oros en lanzamiento de jabalina y salto de altura.

>> Seguir leyendo. Las Olimpiadas Modernas. Segunda Parte

...........................

Compártelo en... Facebook 

..............

 



newsletter

Escribe tu correo electrónico y te enviaremos nuestros nuevos artículos: