Jeroglíficos Egipcios

El Antiguo Imperio egipcio creó códigos que dejaron insertos en las paredes de sus monumentos. Estos símbolos los tomaban de la realidad y lo que describen les servía para representar el propio objeto y la palabra que contenía su nombre, aunque signifiquen cosas distintas. Los egipcios, con esta simbología, escribían nombres propios o ideas que no tenían representación gráfica por sí mismos.

Escarabajo EstercoleroEl escarabajo estercolero era para los egipcios la representación del dios Sol. El mismo escarabajo que moldea en forma de pelota los excrementos, que luego utiliza para poner sus huevos. Se apunta que el hecho de sacar su progenie del interior de esa bola, venía a significar para los egipcios, precisamente, esa idea de vida cíclica, civilización proclive a interpretaciones simbólicas. El escarabajo era empleado como un amuleto apreciadísimo.

 

 

MomiaLa Momia Este jeroglífico comenzó a aparecer a partir de la dinastía XII, 2000 años antes de Cristo, aunque los expertos aseguran que los egipcios practicaron la momificación desde tiempo antes. Lo que pretendían era preservar el cuerpo para que el alma sobreviviera. Lo que seguro conseguían era retardar, de forma artificial, la descomposición de los cuerpos muertos. Este rito funerario-religioso se comenzó a realizar hace unos 6000 años. Como práctica se extendió a otras culturas como la persa, la judía o la escita. Se calcula que más de 700 millones de cuerpos fueron embalsamados por la civilización egipcia.

 

Ojo de HorusEste símbolo es el “Ojo de Horus”, el dios halcón, que quedó simbolizado como un ojo humano. Este símbolo obedece a una leyenda que contaba cómo Seth y Horus –ambos se disputaban el trono de Egipto– lucharon hasta que Seth le arrancó el ojo a Horus. Al parecer, Horus,había asesinado al padre de Seth, que era Osiris. La leyenda también cuenta cómo Thot, patrón de las Ciencias y de la escritura, consiguió sanar completamente el ojo.Partiendo de este mito, lo que se pretende explicar a través del símbolo es la recuperación, la renovación.De ahí que, como el escarabajo, se utilizara ampliamente por la civilización egipcia como amuleto o elemento decorativo para sarcófagos, inclusoFalo Egipciopara decorar elementos personales como las vajillas que utilizaban.

 

El falo, como no podía ser de otra forma, describía la virilidad. Siempre lo representaban erecto y siempre circuncidado. La presencia del falo está relacionada con la entrada de los jóvenes en la vida adulta. Se usaban distintos nombres para referirse a él. Términos médicos o, más populares, como “el potente” o “el hermoso". El vigor sexual era venerado de forma religiosa.

 

Piedra RosetaLa Piedra Roseta Fue en el siglo VI cuando Justiniano prohibió la escritura egipcia. Escritura que había sido concebida como jeroglíficos. Diodoro de Sicilia, historiador griego, cuyas observaciones y escritos han sido ampliamente discutidos por su falta de rigor, decía que "la escritura egipcia no expresa los conceptos por medio de silabas ensambladas entre sí, sino a través del significado de los objetos mismos que representa". Así, hizo una descripción acertada. Fueron muchos los estudiosos del significado de esta escritura. Algunos, antes de que se consiguiera descifrar el misterio, como ahora veremos,  estuvieron cerca de entender lo que los egipcios querían trasladar con sus escritos. Por ejemplo El sacerdote Athanasius Kircher, en el Siglo XVII, que también estudió el chino, y fue uno de los mayores contribuciones al estudio de los jeroglíficos. Pero no sería hasta 1799, tras las obras de fortificación del fuerte de Saint-Julien, a poco más de cuatro kilómetros de la ciudad de Roseta, cuando un obrero descubrió la piedra. Sobre la losa negro basalto, datada en el año 169 antes de Cristo, aparecían tres textos, escritos en tres idiomas diferentes, solo uno conocido: el griego.

Roseta A partir de ese conocimiento se tradujeron las partes incomprensibles, que eran la escritura jeroglífica egipcia y la escritura demótica, ésta última era una escritura popular que se empleó en Egipto mil años antes del nacimiento de Jesucristo. Pero el verdadero artífice de la traducción fue Jean François Champollion, especialista en lenguas orientales, estudió la piedra de Rosetta durante una década. Se llegó a la conclusión de que se trataba de un Decreto que exaltaba la figura del Rey de Egipto Ptolomeo V. Un físico, de nacionalidad inglesa, Thomas Young, pudo demostrar que las firmas contenidas en el mensaje conocidos como "cartuchos" se podían traducir como "Ptolomeo" y "Alejandro". Pero fue Champollion quien tradujo el texto completo. Para los egipcios, según su tradición, la escritura fue algo que los dioses enseñaron a los Hombres. A través de los siglos, los trescientos signos de la escritura egipcia han sido considerados como poseedores de poderes mágicos.

Artículos Relacionados:

> El Misterio de la Tumba de Tutankamon

> Los Misterios de las Momias Egipcias

 






Descárgate gratis nuestra revista. 48 páginas.
Reportajes ¡muy interesantes!


newsletter

Escribe tu correo electrónico y te enviaremos nuestros nuevos artículos: