12 Curiosidades y Anécdotas sobre el Festival de la Canción de Eurovisión

Ciertamente, el certamen ha cambiado y evolucionado mucho en sus casi de 60 años de historia, pasando de estar condicionado por el contexto político internacional en el que se encontraba sumida Europa en el momento de su creación, en 1956, hasta convertirse en la actualidad en un escaparate musical donde caben prácticamente todo tipo de estilos, bailes, puestas en escena y letras.

Pero, tras tantos años de emisión y 1.400 canciones a sus espaldas, es imposible pensar que este longevo certamen, el de Eurovisión, no haya sido cuna y hogar de todo tipo de anécdotas y curiosidades de todo tipo. ¿Quieres conocer sólo unas pocas  de las más interesantes? ¡Sigue adelante!


También te puede interesar
>> Cantantes encarcelados, ranking histórico


 

Eurovisión, componentes políticos

Eurovisión ha tenido a lo largo de los años una importante carga política: Aunque ahora se tiende a ver Eurovisión a través de una luz mucho más trivial, este concurso musical siempre ha tenido una importante carga política y ha sido un destacado lugar para diferentes tipos de reivindicaciones de tipo ideológicosocial  y diplomático.

Esto no solo se deja notar en las alianzas recurrentes que se pueden observar entre distintos países a la hora de emitir su voto,  que se pueden analizar como verdaderos indicativos de la consideración en la que la sociedad en general tiene a un país u otro, sino también en diferentes actuaciones de individuos o parte del público que han considerado que este festival tan seguido era una plataforma ideal para presentar sus protestas a la sociedad europea en su conjuntos.

Así, por ejemplo, en 1964, cuando el certamen se celebraba en Copenhague, un hombre saltó al escenario durante la actuación de Suiza con una pancarta en la que pedía que los países europeos boicotearan los gobiernos de Francisco Franco y Salazar.

Aunque la organización intentó evitar que toda Europa viera la imagen desviando la cámara hacia el panel de puntuación, el  hecho causó bastante polémica y desde entonces se empezó a retransmitir en España el certamen con 15 segundos de desfase para poder evitar que se difundiera cualquier otra protesta contraria al régimen que se pudiese llegar a producir en certámenes posteriores.

Además, un incendio producido posteriormente en la sede de Danmarks Radio, nunca aclarado, hizo que se perdieran todos los registros de ese certamen.

No fue el único caso relacionado con España; en 1969, cuando el concurso se debía celebrar en España después de la victoria de Massiel el año anterior, se generó una fuerte polémica en diferentes países europeos sobre si era adecuado acudir a un concurso organizado por un régimen dictatorial. Tan fuerte fue la oposición en algunos lugares que Austria, por ejemplo, decidió no participar ese año.

Pero las reivindicaciones políticas en el certamen de Eurovisión no son cosa del pasado: en el año 2014, la clasificación de Rusia para la final fue recibida con abucheos por el público, al igual que cualquier mención al país durante las votaciones, como forma de protesta ante la implicación del país en la reciente crisis ucraniana, pese a los intentos de la organización por disimular los pitos y su condena posterior. Por lo tanto, la política sigue muy presente en un certamen que está considerado como un escaparate internacional no solo en lo relativo al mundo de la música.

Los récord de Eurovisión

Existe un récord en Eurovisión que nadie podrá batir nunca. Se dice que los  récords están para batirse, pero hay un récord en particular en Eurovisión que nadie podrá superar. Es el de la cantante Sandra Kim, que representó a Bélgica en el certamen de 1986 con la canción “J’aime la vie” cuando solo tenía trece años. Sandra ganó ese certamen y se convirtió en la ganadora más joven de la historia del Festival. Nadie podrá arrebatarle este record, pues con posterioridad se instauró la norma  de  que ninguna persona menor de dieciséis años podría participar  en el festival como representante  de una nación, por lo que, a la vista de tal normativa, Sandra Kim seguirá siendo la ganadora más joven del certamen en el futuro.

Los síndrome del “segundón” en Eurovisión

Es bien conocido el hecho de que el país que más veces  ha ganado el festival de Eurovisión es Irlanda, que se  ha alzado como vencedora en siete ocasiones. Pero casi nadie se acuerda la mayoría de las veces del segundo, ¿verdad? Pues el país que más veces ha quedado en esa irritante posición en la que la gloria se escapa por un pelo es ni más ni menos que Reino Unido, que ha quedado  subcampeona en quince ocasiones, la última de ellas en 1998.

Curiosidades-sobre-Festival-de-la-Cancion-Eurovision-383999.html

Eurovisión ¿Cantantes nacionales?

Aunque no es  lo más habitual, se han dado numerosos casos en los que las personas que representaban a un país determinado no habían nacido en ese país ni tenían una vinculación aparente con el mismo.

Al parecer, no hay una norma explícita que obliguen a los países a mandar como su representante un cantante de su nación, por lo que en diversas ocasiones han buscando fuera de sus fronteras al que consideraban el candidato ideal para hacerse con el triunfo.  Y en ocasiones les ha salido muy bien la jugada.  Por ejemplo, tenemos el conocido caso de la cantante canadiense Céline Dion que, antes de alcanzar el estrellato, participó en Eurovisión en 1988 representando a Suiza, convirtiéndose en la absoluta vencedora de ese certamen.

En cambio, no tuvo tanto éxito la cantante y ex triunfita española Gisela, que participó en el certamen en 2008 representando a Andorra, pero no pasó de semifinales.  Incluso Betty Misiego, que estuvo a punto de ganar el certamen representando a España, era de origen peruano.

En cualquier caso, la lista es extensa y aumenta cada año,  habiendo habido casos de personas que vuelven a representar a sus países de origen después de toda una vida residiendo en otro lugar, como la famosa Olivia Newton-John que, nacida en Reino Unido, se trasladó a Australia siendo aún un bebé y que goza  de la nacionalidad australiana, algo que no le impidió representar a  su país de nacimiento en Eurovisión en 1974.

Eurovisión, escaparate de leyendas

En los últimos años, se ha considerado que este certamen es más un caldo de cultivo adecuado para  dar a conocer a grupos o cantantes jóvenes a nivel internacional o bien como un escaparate  desde el cual impresionar a los vecinos europeos con actuaciones fuera de lo corriente, que un lugar donde actúen artistas consagrados.

Pero esto no siempre fue así y grandes leyendas de la canción participaron en Eurovisión en diferentes momentos y con resultados que, en ocasiones, no reflejaban la fama y calidad que llegaron a alcanzar. Ya hemos mencionado a Céline Dion, pero también participaron ABBA, Cliff  Richard, Bonnie Tyler (que representó a Reino Unido en 2013), Dulce Pontes, Umberto Tozzi y Julio Iglesias, entre otros muchos.

Eurovisión está repleta de muchas otras anécdotas, que han hecho que este certamen continúe siendo, a día de hoy, uno de los más populares de todos los que se celebran en  Europa. ¡Veamos qué nos depara el próximo mayo la siguiente edición de este certamen que continúa haciendo Historia!

1 Comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*